Posted by: tonuzzu | 26/06/2007

Huella


Cuánto aguanta la Tierra al proporcionarnos con su generosidad todas las condiciones para que podamos vivir, reproducirnos y coevolucionar? ¿No sólo nosotros sino toda la comunidad de vida que va desde las bacterias a los vegetales y animales? La Tierra es un planeta pequeño, con recursos finitos, ya viejo. Tenemos que vivir dentro de las capacidades de abastecimiento y de reposición propias de la Tierra y no a nuestro gusto. La especie homo sapiens/demens ha ocupado el 83% del planeta y ha consumido excesivamente hasta el punto de que la Tierra ya ha sobrepasado en un 25% su capacidad de recarga. Si sigue esta lógica el planeta quebrará, como cualquier empresa que gasta más de lo que gana. Como todos extraen de la Tierra sus recursos para vivir, ¿ Cuánto suelo necesita cada uno para garantizar su supervivencia? ¿cuánto de tierra productiva, área forestal, energía, habitación, agua, mar, urbanización y capacidad de absorción de los deshechos necesita cada persona? A este conjunto de factores ecológicos y sociales se le llama la huella ecológica y social , expresión acuñada por Martin Rees y Mathis Wackernagel al hacer un estudio sobre el tema para el Consejo de la Tierra en 1977. Ellos tomaron como referencia de cálculo el número de hectáreas necesarias para que cada uno, cada ciudad y cada país puedan vivir de forma mínimamente decente. El planeta dispone de 10.8 miles de millones de hectáreas productivas que es menos del 25% de su superficie. Para que cada persona viva son necesarias por lo menos 2.8 hectáreas. Esta sería la huella ecológica media general. Como el 18% de la humanidad consume el 80% de los recursos vitales y los hábitos de consumo varían según las regiones y las culturas, también varía el porcentaje de hectáreas per cápita usadas. Así Europa, Estados Unidos, Japón, India y China viven muy por encima de lo que sus recursos ecológicos les permiten, con una huella que va desde el 200% hasta el 600% (es el caso de Japón) de su biocapacidad nacional. Esto significa que si una región se apropia de más hectáreas para mantener su alto nivel de consumo (Norte), la otra deberá forzosamente ocupar menos (Sur). En otras palabras, el consumo alto de un país o región conlleva un subconsumo en la otra. Así es como se entiende la profunda falta de equidad en la repartición de los bienes y el carácter desigual de todo el proceso de producción y consumo mundiales.En otras palabras, si todos los habitantes de la Tierra tuviesen el nivel de consumo norteamericano, necesitaríamos tres Tierras semejantes a la nuestra para garantizarnos los recursos energéticos y materiales suficientes. Vivimos, pues, sin ninguna humanidad ni solidaridad. Por eso este modo de vivir es totalmente insostenible y puede llevar ecológicamente a la Tierra a un colapso. El ideal que la Carta de la Tierra propone para todos es un « modo sostenible de vivir » : producir en consonancia con los sistemas vivos, conteniendo nuestra voracidad y dando tiempo para que la Tierra se regenere y continúe ofreciéndonos, a nosotros y a la comunidad de vida, todo lo que todos necesitan.

aconselho-vos a ler este livro: Our Ecological Footprint Reducing Human Impact on the Earth by Martin Rees y Mathis Wackernagel e visitar esta pagina web através deste link http://www.ecologicalfootprint.com/


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: